Ruanda instaura un servicio de tranfusiones de sangre a través de drones

Ruanda instaura un servicio de tranfusiones de sangre a través de drones

Este nuevo servicio ya da cobertura a 6 millones de ruandeses en 21 hospitales repartidos por todo el país

Muchas veces, el periodismo tecnológico peca de un exceso de optimismo, pintando un futuro brillante que nunca llega, pero en esta ocasión hay motivos reales para el optimismo, ya que hablamos de una realidad tangible que está cambiando el presente de Ruanda. Y es que el ministerio de salud ruandés puso en funcionamiento en Octubre del 2016 un servicio experimental de entrega de sangre a través de drones. La idea, lejos de ser el típico golpe de efecto tecnologista, tiene todo el sentido en un país como ruanda, cuyas comunidades rurales repartidas a lo largo de sus más de mil colinas, tienen severos problemas de acceso y comunicaciones.

Tras llevar más de un año en funcionamiento, el gobierno ha considerado esta iniciativa como “un éxito total”: En lo que va del pasado año, se han repartido más de 5.500 bolsas de plasma sanguíneo, todas ellas entregada en menos de cuatro horas, siendo el tiempo un factor vital a la hora de conservar la viabilidad de la transfusión. Esta operación ha sido posible gracias a la colaboración del gobierno de Ruanda con la startup Zipline, la primera empresa del mundo especializada en el reparto de suministros médicos a través de drones autónomos, una experiencia que Zipline piensa exportar a otro país africano, Tanzania, en este entrante. Se ve que el 2018, comienza con buen pie