Un Boeing 747 es usado como hidroavión para luchar contra los incendios de California

Un Boeing 747 es usado como hidroavión para luchar contra los incendios de California

De avión de pasajeros de las Japan Airlines, a parte imprescindible del arsenal de los bomberos

A grandes males, grandes remedios. Ante los peores incendios que se recuerdan en décadas, los bomberos del  estado de California han decidido emplear una herramienta poco convencional para luchar contra el fuego:  Se trata nada menos que un Boeing 747 modificado para hacer las veces de hidroavión.

Esta aeronave puede arrojar hasta 87200 litros de agua por carga, el doble del máximo que permite el mayor avión de repostaje existente, el Mc Donnell Doublas DC10. Este Boeing cargado a plena capacidad pesa nada  menos que 300 toneladas, pero no se engañen: sería capaz de despegar incluso con más peso todavía: este  coloso aguanta hasta 394 toneladas de peso en el despegue.

El Spirit of John Muir, que es como se llama este avión, puede hacer hasta 8 descargas por vuelo, o bien arrojar toda su carga de una sóla vez, logrando apagar hasta 3 kilómetros de incendio de una tacada. Una  vez más, la unión de la tecnología y la aeronáutica dan como resultado verdaderos prodigios.